El poder de la informacion

Sal común vs sal de mar

Sal común vs sal de mar

Ene 21, 2017

Al igual que con las grasas, las personas tienden a creer que todas son malas. Sin embargo, es importante que aprendamos que la vida tiene muchos matices y que NO todas las grasas son malas. En el caso de la sal sucede lo mismo. En los últimos años, se ha hecho mucha propaganda a lo malo que es la sal, ya que aumenta la presión, produce celulitis, artritis reumatoidea, cálculos renales, etc.

Sin embargo, lo que nos hace mal y nos genera tantos desequilibrios internos, es la Sal de mesa yodada. Esta sal, presente en todas las casas, no debiera llamarse sal, ya que es sal que ha sido refinada, perdiendo todos sus minerales y posteriormente se le ha agregado diferentes compuestos químicos (te invito a leer los ingredientes de algunas marcas de sal).

Cometemos el error de pensar que otros tipos de sal van a tener los mismos efectos. Sin embargo, la sal de mar o algunas sales de minas, que no son refinadas son buenas para nuestro cuerpo si las consumimos con moderación. Estos tipos de sales poseen muchos minerales que son necesarios para mantenernos saludables.

Si quieres hacer un cambio importante en pro de tu salud y calidad de vida, es recomendable que elimines de tu vida la sal yodada refinada y comiences a consumir sal de mar no refinada, sal del Himalaya (que posee 84 minerales) u otra sal que venga sin ser refinada. Te vas a dar cuenta de que si utilizas estos tipos de sales, vas a necesitar menor cantidad y el sabor de las comidas mejora considerablemente.

Hay que tener cuidado, porque evitar la sal yodada puede ser complejo, ya que está presente en grandes cantidades en prácticamente todos los alimentos envasados y procesados. Si realmente quieres eliminarla lo mejor es preparar tus alimentos en casa, ya que por más que una etiqueta diga baja en sodio, los hechos de los últimos meses nos han demostrado que no podemos confiar, como en el caso de los ingredientes de los colados para niños o con lo que sucedió con las margarinas.

Si nunca has comprado sal de mar, te cuento que muchas veces la sal de mar viene en forma de pequeños cristales, que puedes moler en un molinillo de café o procesador de alimentos. En algunas tiendas de productos naturales también puedes encontrar otros tipos de sal que son mejores opciones que la sal de mesa yodada y que vienen con el molinillo incluido o bien ya vienen molidas.